miércoles, 16 de mayo de 2012

Cerati

Esta nota la publiqué hace casi dos años, en el 2010, cuándo supimos lo de Gustavo Cerati...la republico en justo homenaje a uno de los ídolos más grandes en la historia de la música en nuestro tiempo

He llegado hasta el fin con los brazos cansados...

Y un día me llegó una noticia: "Se desvaneció Gustavo Cerati luego de un concierto en Venezuela", bueno -pensé- Cerati no es necesariamente un tipo que se eche a dormir temprano todos los dias, de hecho todos los que lo seguimos sabemos que su vida no es la de un monje, lo normal en un rockero, no hay drama, ya se recuperará...
Pero los días me fueron trayendo una ingrata realidad... el músico, el guitarrista, el artista, el poeta había tenido que ser operado por un derrame cerebral y había sido inducido a un coma para evitar que se muera.
Me pareció injusto. Son pocas las personas que admiro en este mundo - los dedos de una mano me terminan sobrando- uno de ellos es Gustavo Cerati. Músico de una implacable capacidad para componer, eximio guitarrista, prodigioso cantante; cualquiera que sabe algo de guitarra no me dejaría mentir: sus riffs, sus punteos, sus notas y sus acordes son parte ya de la vanguardia del rock latinoamericano y ha sido influencia para muchas personas no solo por su música si no por sus composiciones.

Una eternidad esperé este instante y no lo dejaré deslizar en recuerdos quietos...

Confieso que cuando hablo de Cerati y de Soda Stereo pierdo la objetividad, y es que me convierto en un fanático más del grupo...y esto ya lleva años...
Desde 1984 -en que los escuché por primera vez- no he dejado jamás de apreciar al líder Cerati y a los otros dos monstruos que lo acompañaron: Alberti y Bossio.
No dejé nunca de comprar sus cassettes-en esa época era cassette o vinilo- nunca dejé de estar al tanto, me peinaba como ellos - esas cosas que uno hace de muchacho sin temor a caer en el más grande ridiculo- quería tocar como ellos y siempre en mi casa con mi hermano y algunos amigos era el tema obligado a diario... sacábamos nuestras vetustas guitarras de palo e intentábamos tocar en ellas las estrambóticas notas que para esa época ya Cerati dominaba a la perfección.

Ruega a Dios poder volver del desierto...

Fui y seré fan de Soda, de Cerati, de Alberti y de Zeta. Mis amigos cercanos saben que siempre estoy en lo mismo: Beatles, Queen y Soda Stereo (casualidades del destino: ya no están Lennon, ni Harrison, ni Freddy Mercury...y siempre me pregunto porqué los que me gustan ya no están?, Cerati va a engrosar esta lista de mierda?)

El silencio no es tiempo perdido...
Y es que pocos saben lo que es Cerati, su guitarra y Soda Stereo. La mayoría de gente ignora completamente el tema, no es su culpa, siempre pienso que las radioemisoras la cagaron feo; Soda Stereo es más que Te hacen falta Vitaminas, Prófugos y Persiana Americana, canciones buenas pero creadas con fines netamente comerciales. Soda es mucho más...

En el Perú fueron difundidos a rabiar hasta cansar solo sus 4 primeros discos y Soda Stereo tiene oficialmente 12. Acá -para variar- no le hicieron mucho favor al grupo, emitían las canciones bailables y menos logradas, lo que permitió a sus detractores estigmatizarlos como un grupito más, siempre me reí de eso...siempre he sabido que la ignorancia es atrevida.

un extraño destino, una oscura verdad, tan solo tropiezos, amar o callar...

Conozco como nadie toda la obra del grupo y lo que realizaron posteriormente sus miembros: discos como Dynamo y Canción Animal me convencieron que Cerati es el mejor guitarrista latinoamericano, los conciertos en vivo me terminaron de ratificar que no me equivoqué con ellos, que esa guitarra es imposible de "sacar", qué esa batería finísima y llena de retoques en el charles solo la hace Alberti, que ese bajo que te retumba y que es una guitarra más como la de Zeta no la iguala nadie.

Me jode que le haya pasado esto al mejor, me jode que un tipo talentoso se vaya al carajo tan fácilmente (Puta madre! Mick Jagger sigue vivo y Cerati va a morir?!!) todo me parece sin lógica, todo me parece injusto.

Aún tengo al sol para besar tu sombra...

Cigarrillo maldito -menos mal que lo dejé- te vas a llevar al mejor, al que hizo de la prosa una poesía, el que con cada letra describía algún momento de mi vida... el ídolo se va?, el que me ha venido acompañando desde hace mas de 25 años cruza la línea y se va?
Parecera ridículo -ya lo decía otro enterado al respecto, mi primo Lucho Yslas: "Cerati nos duele a todos"- es que es como si un familiar estuviera enfermo; siento pena, no sé explicarlo bien...y es que el argentino ha marcado la vida de muchas personas incluyendome a mi y a mi hermano Fernando.

no vuelvas! estaré a un millón de años luz de casa...

Si Fernando-mi hermano- toca guitarra es por Cerati, me lo dijo clarito hace poco en un mail -algo que yo ya sabía desde siempre- y me confesó que también estaba con pena. Sentí vergüenza de confesarle lo mismo; él, más expresivo como siempre, me mandó un correo ayer, un sentido correo, que es lo que finalmente me ha animado a escribir sobre mí también ídolo caído.

Le pedí permiso para transcribirlo... me dijo que si, que el no tiene blogs, ni facebooks, ni cojudeces donde expresarse y que se contentaba con que lo leyera simplemente yo...reenvíalo a gente que haya querido a Cerati -me dijo-, ¡Claro!... no fue después de esto en que me di cuenta que a mi también me agobia el desenlace...

Enrique Bravo Prado


Sat 22 may 2010 00:41:03
de:Fernando Bravo Prado
Para: Enrique Bravo Prado ebravo@cincouno.com
Asunto: Gustavo Cerati


La guitarra mayor de latinoamérica ha caído.
Me duele porque esa guitarra con su estilo mordido y brillante impactó mis oídos por los ochentas.
Esa bendita guitarra revolucionó mi opinión sobre cómo se debe tocar una guitarra eléctrica cuando aún era un adolescente y no tenía la más mínima idea de como se podía tocar una.
Esa guitarra magnífica traspasó su propio origen, fue mas allá que el mismo Soda Stereo.
Esa guitarra me enseñó que el rock no solo podía ser hermoso, sino también algo mágico.
Esa guitarra; claro, con Zeta y con Charly; pero sobretodo con las Benditas manos de Gustavo, me hicieron un ser feliz durante la mayor parte de mi vida. Es que durante mi infancia no existía Soda y tampoco (para mi) Soda dejó de existir después de 1997. Soda continuó más vivo que nunca en mi corazón.
Esa guitarra hoy ha caído y eso me duele más de lo que te imaginas.
Te escribo esto porque sé que eres uno de los pocos que pueden comprenderme bien.
Esa guitarra para mi lo es todo y hoy ha caído.
No me importa lo que pase después... No me importan los partes médicos o la prensa sensacionalista. Ni los sapos o los reeducantes que siguen con la cantaleta de que el cigarro te mata. Solo me importa que esa guitarra que a mi me ha hecho un hombre feliz tantas veces se salve. De corazón le pido al destino-porque sé que Dios nada tiene que ver en este asunto- que esa guitarra no se muera.
No me importa si ya no puede ese músico cantar más. Pero que el arte de sus manos, el arte que hizo de él la guitarra mayor de los latinos no se extinga todavía.
Mientras esa guitarra siga en pie que importa si el dueño de esas manos no pudiera cantar más.
Cuándo escuché que se moría esa guitarra (en un hospital) solté una lágrima, no pude contenerme; es que tengo tanto que agradecerle. Sin ella, jamás hubiese podido en mi vida tocar siquiera una cuerda.
Va a tardar la buena nueva, se salvará el guitarrista...lo sé...lo bueno siempre tarda.

TARDA EN LLEGAR Y AL FINAL HAY RECOMPENSA EN LA ZONA DE PROMESAS.

Fernando Bravo Prado